Hacer más segura la movilidad; ese es el cometido diario de Knorr-Bremse.

Queremos contribuir a la seguridad de las personas en el trasnporte ferroviario y por carretera en todo el mundo.

El Grupo Knorr-Bremse, con sede en Múnich (Alemania), es el fabricante líder a nivel mundial de sistemas de freno para vehículos ferroviarios y comerciales. Como pionera en tecnología, Knorr-Bremse lleva adelante decisivamente desde hace más de 110 años el desarrollo, la producción, la venta y el servicio de sistemas de freno modernos. En 2015, el Grupo registró un volumen de ventas de 5.800 millones de euros y dio empleo a más de 24.000 trabajadores en todo el mundo.

En el área de sistemas para vehículos ferroviarios, la empresa tradicional equipa vehículos para el transporte de cercanías, como por ejemplo metros y tranvías, aunque también trenes de mercancías, locomotoras y trenes de alta velocidad, y para el transporte de pasajeros con productos altamente desarrollados. Además de sistemas de freno, aquí también se incluyen sistemas de acceso inteligentes, sistemas de aire acondicionado, sistemas de suministro eléctrico, componentes de control, limpiaparabrisas, puertas de acceso a los trenes, material de fricción, así como sistemas de asistencia a conductores. Además, Knorr-Bremse ofrece simuladores de conducción y sistemas E-Learning (sistemas de aprendizaje electrónicos) para proporcionar una formación óptima al personal ferroviario.

El área de sistemas para vehículos comerciales ofrece a sus clientes sistemas de freno para camiones, autobuses, remolques y máquinas agrícolas. En el área de sistemas para chasis, Knorr-Bremse es líder tanto en el control electrónico y los sistemas de asistencia a conductores, como en la filtración del aire. Otros productos son los sistemas en el árbol de transmisión, así como silenciadores de la vibración rotatoria en los motores diesel.

Con todos sus productos, Knorr-Bremse contribuye enormemente a la seguridad por ferrocarril y por carretera en todo el mundo. Más de mil millones de personas en todo el mundo confían día tras día en los sistemas de Knorr-Bremse.

Share